Calambres y Espasmos de Músculos y el Electrolito

Los músculos necesitan suficientes electrolitos — sodio, magnesio, potasio y cloruro — en equilibrio adecuado para funcionar correctamente. El cuerpo maneja el equilibrio de estos minerales dentro y fuera de las células musculares para contraer y relajar los músculos. Un desequilibrio o deficiencia de estos electrolitos puede causar problemas con los impulsos eléctricos del cuerpo y conducir a calambres musculares o espasmos musculares. Niveles bajos de cualquiera de estos minerales pueden permitir al músculo contraerse, pero le impide relajarse.

calambre musculosDesequilibrios de electrolitos pueden ocurrir debido a deficiencias en la dieta, sudor, orina, diarrea, efectos secundarios de medicamentos, consumo de diuréticos y problemas de absorción. Las deficiencias de electrolitos pueden deberse también a mayor demanda de minerales en el cuerpo como en el caso del embarazo o durante una mejoría o curación. Calambres musculares a menudo ocurren en personas de mediana edad y a mayores y son muy comunes en los atletas. Algunos científicos creen que un desequilibrio mineral puede afectar negativamente el flujo de sangre a los músculos y que una deficiencia de algunos minerales, como potasio, puede interferir con la capacidad de los músculos de utilisar glucógeno, un azúcar que es la fuente principal de la energía para los músculos .

Corredores de larga distancia y los ciclistas, incluso los individuos que entrenan regularmente, son propensos a calambres. A menudo, estas personas tienen deficiencias o desequilibrios de electrolitos porque pierden electrolitos críticos en el sudor. Otros factores asociados con calambres musculares incluyen la deshidratación, la inactividad o permanecer en una posición determinada, por ejemplo en una bicicleta, durante largos períodos de tiempo; condiciones anatómicas, tales como pies planos; condiciones físicas, como el embarazo; o el uso de ciertos medicamentos, por ejemplo, diuréticos.

¿Qué puede hacer usted para evitar calambres musculares dolorosos o aliviarlo si uno ocurriera?

¿Qué causa un calambre muscular? ¿Cuál es la forma más rápida de obtener alivio?

En primer lugar, considera añadir electrólitos esenciales, por ejemplo, sodio, magnesio, potasio antes que pueda ocurrir un calambre. El sodio es uno de los principales electrolitos perdidos a través del sudor y es una preocupación nutricional si tu dosis es baja, si sudas mucho durante el ejercicio, o si haces ejercicio o entrenas durante largos periodos de tiempo. Además de sodio, otros electrolitos importantes son magnesio, potasio y cloruro. El magnesio, por ejemplo, es un mineral esencial en la función muscular que ayuda a los músculos para contraerse y relajarse. Hace unos años los investigadores en el Reino Unido encontraron que 300 mg de magnesio suplementario reduce calambres en las piernas nocturnos en individuos que sufrieron calambres crónicos en las piernas.

Como el magnesio, el potasio es un electrolito que se encuentra en los músculos. De hecho, cuando sus músculos se contraen, liberan potasio en el tejido circundante. El cloruro es un electrolito que ayuda al cuerpo a regular los niveles de líquidos en su cuerpo. El cloruro es un electrolito importante para recordar, ya que la deshidratación puede ser un factor que contribuye a calambres musculares.

Los electrolitos son ciertos minerales que juegan un papel importante en la función muscular. Niveles bajos de cualquiera de estos minerales pueden permitir al músculo contraerse, pero le impiden relajarse.

Una segunda medida preventiva, especialmente si usted suda cuando hace calor, entrena durante largos periodos de tiempo, o trabaja en condiciones calientes, es mantener la ingesta adecuada de líquidos. La deshidratación puede ser mortal, pero ¿sabía usted que la deshidratación leve reduce el volumen de sangre, que a su vez, puede reducir el suministro de oxígeno a los músculos? Cuando se reduce el suministro de oxígeno a los músculos, estos pueden entrar en espasmo. Asegúrese de beber abundante cantidad de líquido que contiene electrolitos durante la actividad física, o durante todo el día si usted es propenso a calambres durante la noche. Tenga en cuenta, sin embargo, que muchas de las bebidas deportivas pueden contener altas cantidades de azúcar, que puede conducir a molestias estomacales durante la actividad intensa o a tomar calorías excesivas durante periodos de menos actividad.

Si se produce un calambre, hay algunos pasos que puede tomar para aliviar el dolor. En primer lugar, tratar de estirar los músculos afectados. Para los calambres del músculo de la pantorrilla, por ejemplo, tratar de estirar el músculo de la pantorrilla tirando de los dedos hacia las rodillas con la pierna afectada extendida directamente. En segundo lugar, relajarse en un baño caliente o tomar una ducha caliente (permitiendo que el agua le de directamente a la zona afectada) para ayudar a relajar el músculo. En tercer lugar, masaje suavemente la zona afectada, teniendo cuidado de no aplicar demasiada presión. También puede aplicar compresas de hielo para el dolor muscular para reducir el dolor y la hinchazón. Si el área afectada todavía duele, trátelo como lo haría un músculo lesionado, que significa descansar la pierna afectada y evitar cualquier tensión muscular adicional.

Por último, si usted tiene calambres crónicos o graves en las piernas, consulte a su médico. Puede señalar una afección más grave, por lo que es importante consultar con su médico primero.

 

Fuentes:
Calambres en las piernas por la noche. Versión electrónica disponible en línea en http://www.digitalnaturopath.com/cond/C466089.html.
Revista prevención. El libro completo de vitaminas y minerales, Rodale Press: Nueva York,

This post is also available in: Inglés